miércoles, 16 de marzo de 2011

Mutilada.

Un 6 de marzo a las 12:00 p.m decidí mutilarme.
Pensé ¿qué tengo que perder? Aparte de la forma original de mi cuerpo, el tipo de cuerpo que me vuelve loca.
Pero lo hice por ella. Por amor me mutilé y ya nunca volví a ser la misma.

Me encontraron antes de morir desangrada. Me encontró ella que no salía de su asombro. Tumbada a mi lado me gritaba:
- ¿Por qué? ¿Por qué te has hecho esto?
Y yo le decía:
- Porque te quiero más que a nada en este mundo.

En el hospital no sabían cómo reaccionar, nunca habían visto nada igual. Parece ilógico ya que siempre se dice que en un hospital se ha visto de todo. Excepto una rápida operación casera para quitarme los pechos. Rápida y dolorosa. Valía la pena intentarlo.

Quería ser un hombre. Deseaba ser un hombre. Por ella. Por amor iba ha cambiar mi vida entera.

En mi sangre encontraron grandes dosis de hormonas masculinas, llevaba pinchándome más de dos años, aun así mi cuerpo no cambió mucho. Por eso decidí avanzar a mi manera.
Drásticamente. Con un plan metódico que bien podría haberme llevado hacia las puertas de la muerte.
En realidad, quería morirme.
Cualquier persona mentalmente sana o no que haga algo así, es una persona que desea la muerte. Y en cierto modo es verdad. Deseaba matarme como mujer para volver a nacer como hombre.

La reconstrucción no fue fácil. Tampoco lo fue el hecho de quedarme sin pezones de por vida, sin sensibilidad en mi nuevo pecho de hombre.
Aun así no sabía que hacer con el resto de mi cuerpo deforme. Mi cuerpo de mujer.

Me llevaron a terapia. Me llamaban La Loca de las Tetas Postizas. Así es como me llamaban esas enfermeras ultrafeministas que se creían mejores que yo. Por ser mujeres. Me odiaban por ser una mujer que quería ser un hombre. Por amor, todo por amor.

Los psicólogos esperaban una respuesta coherente a mi reciente cambio. Atentos a mis reacciones y a mis pensamientos. Yo les decía:
- Estáis perdiendo el tiempo conmigo. Sólo necesito algo de dinero y mucho coraje para poder emprender mi sueño.
Y ellos me preguntaban:
- ¿Por qué te has amputado los pechos?
Yo les respondía:
- Porque eran un estorbo en mi relación.
Se limitaban a negar con la cabeza y a escribir notas en una pequeña libreta de bolsillo. No me recetaron nada. No lo necesitaba. Sólo quería tener algo colgando entre las piernas. Por ella. Por amor.

Nadie me entendía. Nadie creía que una persona pudiese hacer algo tan drástico por otra persona. Yo les contaba que era como volver a nacer, como vivir otra oportunidad. No me creían. Estaba encerrada en la propia cárcel de mi cuerpo y nadie me escuchaba.

Probad a estar enamorada de una persona que no puede besarte porque eres una chica. Nadie puede vivir con eso. Yo no podía, así que tomé una decisión. Decidí mutilar mi cuerpo y comenzar de cero.


(Un trocito de mi nuevo y extraño proyecto, espero que os guste)

6 comentarios:

Aururu dijo...

Impactante. Realmente impactante, pero extrañamente adictivo.

Me he reído con lo de las enfermeras xD.

Habrá más de lo mismo? Espero que sí.

Abrazos,

Aururu

L. dijo...

BUAH, ya sabes mi opinión.

Anónimo dijo...

Muchas muchas felicidades Vilma :_)

Hoy es el día que más se acerca la Luna a la Tierra y es sólo para felicitarte que pases un gran día

Álex

Belsan dijo...

Me dejas con la curiosidad de cómo será ese nuevo proyecto. Quisiera leer más de esta historia tan... ¿triste? ¿Cruda? ¿Bonita? Aún no lo sé.

Teuvo Vehkalahti dijo...

Greetings from Finland. This blog is fun to explore, through other countries, people, culture and nature. Come take a look Teuvo pictures blog. Also tell all your friends why he must visit Teuvo pictures blog. Therefore, to obtain your country's flag rise higher Teuvo images to your blog flag collection. Have a wonderful weekend Teuvo Vehkalahti Finland

Mauro dijo...

Nena! soy Mauro ;) voy a empezar a seguirte.

Me ha gustado lo que has escrito, espero que no dejes el proyecto a medio empezar.

;D