lunes, 6 de septiembre de 2010


Persigo recuerdos de madrugada que no me dejan dormir.
Sueño contigo y, paradójicamente, me quitas el sueño.
Cuando pienso que puedo superarlo, vuelvo a pensarte sin descanso.
Cuando me veo otra vez en el hoyo, duermo para soñarte tranquila.

3 comentarios:

Fènix dijo...

Tú al menos puedes dormir aunque retroalimentes el bucle.
Yo... bueno, aquí me ves a estas horas...
Se nos pasará
(?)

Anónimo dijo...

Estás bastante buena.

Roxy Varlow♥ dijo...

A veces parece mejor no soñar, ¿no?

Todo son etapas, cuando menos te des cuenta, dormirás a pierna suelta (con alguien distinto en la cabeza) (: