lunes, 8 de febrero de 2010

Adicta.

Soy una adicta. Adicta a la cama, adicta a los sueños, a la cafeína, teína, al pintalabios rojo putón, a unas medias a juego, a la lencería fina y de encaje, a los vestidos, a las faldas excesivamente cortas, a las medias rotas, al pelo negro, a los besos, al contacto de pieles, al calor, a los insultos en inglés, a la música, a la vida, a los zapatos planos, a los días nublados, a la ropa negra, adicta a los colores chillones, al tabaco, al zumo de tomate, a los libros, a las letras, a los pensamientos, razonamientos y la lógica. Adicta a la psicología, a la psiquiatría, a las historias largas y turbulentas que se cuentan en un día lluvioso, a los viernes. Adicta a rodearme de personas constantemente, adicta a estar fuera de casa, lejos de mis padres, adicta al dulce, adicta al salado. Pero sobretodo, adicta a los besos. Eso seguro.

2 comentarios:

Fènix dijo...

Genial, te importaría que hiciera mi propia versión en mi blog algún día?
Besos!

Vilma Picapiedra dijo...

no, hazla si quieres, pienso que en el fondo todos somos unos adictos a algo.
besos!