martes, 29 de diciembre de 2009

Puta conoce a Zorra.


Hoy no me ha despertado el despertador, ni los ladridos juguetones de mi perra, ni el beso de despedida de mi madre, ni la luz del sol filtrándose entre la persiana. Hoy me ha despertado una melancolía que me quema por dentro. Como un incendio devastador en mi interior que hace que me sienta vacía. Afortunadamente cierta personita adorable me ha hecho muy buena compañía esta tarde. La llamaron Laura, aunque últimamente se toman la libertad de llamarla puta, y cierta y sinceramente, es mi puta, así que, así solo la llamo yo.
Me llega un mensaje de “Zorra Puta” a la hora de comer: “Oye, Vilma Picapiedra más te vale no cancelar la cita o te arrancaré los ojos con una cucharilla de polo de Hello Kitty. Un beso chata :)” ¿Adorable verdad? Pues si, cuando la ves tienes ganas irresistibles de abrazarla y no soltarla. Es bueno tener amigas así, con las que hablar de cualquier cosa, tomar café, reírnos y despotricar sobre otras… ¿Escritoras? ¿Fotógrafas? Y profesores, que no falten, sobretodo los marxistas jovencitos y los salidos de tono.
Recuerdo que nos unió la música, y poco después la escritura. Curiosidad mía al ver fotos de The Dresden Dolls en un fotolog español, después me abandoné a leerte y me gustó. Y no recuerdo cómo, pero acabé teniéndote en mi grupo “Amores” del Messenger y a tenerte mucho cariño.
Se te quiere, Zorra.

1 comentario:

Mia dijo...

La verdad es que ha sido una gran tarde. Eres un encanto, y hablando contigo se me pasa el tiempo volando.... xD Espero que podamos quedar más amenudo, aunque la distancia interfiera un poco, >.<
eres una tía encantadora y estoy muy bien contigo.

¡Te quiero, zorraputiense mía!